Desde el otro lado del espejo

"Encarnamos el último refugio de lo maravilloso.
En cierto modo, somos maestros de sueños."
Christian Dior

La inspiración

La Casa Dior siempre ha sabido soñar. Soñar a las mujeres y su belleza, su placer y su libertad. Desde 1946, Christian Dior se convierte en el “Master of Wonder” de la Avenida Montaigne. Un mago que devuelve encanto a la vida de aquellas que tanto han sufrido
con la oscuridad de la guerra.
 
 Es este soplo de vida, este impulso creador el que funda la identidad de Dior. Hoy, este poder vital permanece intacto.
Un deseo de alegría, de juventud, de audacia y sueños.
Un legado que ha dejado su marca en la línea
de fragancias de Dior Addict.

Bienvenido a WonDiorland

En el decorado onírico de un castillo suntuoso,
un carrusel a modo de escena.

Aventurera encantadora, la heroína Dior Addict está en el corazón de un juego de pistas, hacia su nueva identidad. Su viaje iniciático la invita a brincar, a atravesar los espejos. Pasa de una
pose de mujer fatal a una actitud pícara, y explora sin descanso los meandros de un sueño sensacional. La aventura es irresistible cuando se burla del tiempo y del olvido, de la realidad y del sueño.
 
Más que una fragancia, es un viaje a un mundo de fantasía.
 
Dior Addict, la iniciación a las sensaciones.
Dior Addict, como un sésamo para recrear un mundo para uno mismo.
Un mundo re-encantado.

La nueva firma luminosa
de Dior Addict

Luminosa y sensacional, la línea de fragancias Dior Addict revela una sutil alianza entre frescura, audacia y sensualidad. Sus variaciones olfativas encarnan la juventud y elegancia de
una joven creativa y moderna.
 
Hoy, François Demachy, Perfumista Creador Dior, ha creado una nueva Eau de Toilette inmediata y facetada. Una fragancia nacida para complacer, cuya originalidad seduce y cuya nobleza
se impone con evidencia.
 
En cabeza la Mandarina de Sicilia engancha con alegría. Las flores blancas, Jazmín Sambac y Neroli de Túnez, se unen enseguida a un fondo amaderado  sutil de Esencia de Sándalo,
infinitamente preciosa, absolutamente sensual.
Instantáneamente atractiva, Dior Addict Eau de Toilette es una fragancia en sintonía con su tiempo, bella sin esfuerzo, libre para seducir.