La artesanía del arte

Christian Dior siempre deseó darle a sus perfumes frascos que reflejaran su excepcional calidad. En el cruce entre la moda y la joyería, la Maison Dior ha creado frascos únicos, verdaderas obras de arte. Una herencia hoy perpetuada por la ediciones limitas de un lujo nunca igualado.

La ánfora Dior

Ya en 1949, Christian Dior asocia a sus perfumes la nobleza del cristal y el savoir-faire de los talleres de Baccarat. La célebre cristalería Lorena realiza el legendario ánfora de la Maison, un lujoso frasco para sus perfumes de excepción. De color blanco y oro, finamente cincelada, su forma es a la vez redonda y alargada. Simboliza la feminidad que celebra el New Look de Christian Dior. Fruto del trabajo experto de los artesanos vidrieros virtuosos de Baccarat, este ánfora ha sido hoy adoptado por las mujeres del mundo entero.

En Baccarat, como en los talleres Dior, el trabajo manual está al servicio de lo bello y exige un fuerte conocimiento de las técnicas y gestos ancestrales.

Los frascos de excepción

J'adore se inspira todavía hoy en las realizaciones más creativas con Baccarat y ocasiona proezas técnicas inéditas. Las Ediciones Excepcionales de la ánfora de J'adore se realizan en colaboración con Baccarat y la Alta Joyería Dior. Reducida a sólo 8 ejemplares en el mundo, la Edition Exception, con su collar de oro macizo, ilustra con un lujo sin igual, la adecuación artística y estética de dos Casas prestigiosas.

El frasco, el alma del perfume Dior

Para Dior, el frasco refleja el alma del perfume. Por tanto, La Maison ha creado objetos emblemáticos : la célebre ánfora Dior, el motivo pata de gallo del frasco de Miss Dior, la petaca de Eau Sauvage, el frasco felino de Poison...
Su refinamiento único le confiere al frasco Dior la posibilidad de ilustrar el amor a los bellos materiales que caracteriza la Casa. Dior ha recurrido a saber haceres excelentes a través de su colaboración histórica con Baccarat, pero también a artesanos artísticos franceses y a sus propios talleres de Alta Joyería.