Christian Dior, Couturier-Perfumista

Ya en 1947 Christian Dior expresaba su voluntad de crear, tanto como Perfumista como Diseñador: imagina Miss Dior, su primer perfume, el complemento de su primerísima colección de moda. Apasionado por las flores, esboza las bases de un verdadero estilo para los perfumes de la Casa y les insufla toda la modernidad que caracteriza sus creaciones.

Christian Dior, Couturier-Perfumista

12 de febero de 1947. En sus salones del 30 avenue Montaigne, Christian Dior presenta su primerísima colección. Sus sensuales creaciones celebran una triunfadora feminidad: es el nacimiento de una verdadera revolución, bautizada New Look. El Couturier solicita al perfumista Paul Vacher una fragancia moderna y sofisticada para para acompañar estas siluetas vanguardistas : "Quiero un perfume que huela a amor", le pidió.
Miss Dior, generosamente vaporizado en los salones a la ocasión del desfile, se convierte en el perfume del New Look. Este elegante chipre verde, un sutil equilibrio de cítricos, de flores y de pachulí, expresa una nueva idea de la feminidad, libre y e independiente, que no duda en romper las reglas.

"Me siento tanto Couturier- como Perfumista" Christian Dior

Christian Dior, la pasión de las flores

Christian Dior empieza a apasionarse por las flores en su edad más temprana. De niño, memoriza sus nombres latinos, confecciona herbolarios y se pasa largas horas en el rosario de su casa familiar, en Granville.
Al convertirse en diseñador, se inspira en las flores para dibujar las siluetas del New Look. Viste a las mujeres con faldas corola y le da nombres de flores a muchos de sus vestidos. En todos los desfiles, el diseñador aparece con una brizna de muguete en su ojal, un amuleto que todos sus vestidos llevan cosidos en el interior de los dobladillos.

La otra noche soñé que volvía a ser un niño y que volvía a Granville con mi madre (…) y pasábamos juntos el portal, para ir hacia mis rosas, hacia todos los perfumes de las flores, de las mujeres de mi jardín encantado..." Christian Dior.

LAS FLORES EN EL CORAZON DE LOS PERFUMES DIOR
Las flores, fuente de inspiración inagotable para el creador, triunfan sobre todo cuando entran en la composición de sus fragancias. En 1947, con su corazón de rosa y de jazmín, Miss Dior expresa toda la esencia y el estilo de los perfumes de la Casa. Christian Dior, talentoso jardinero, conoce todos los secretos de las flores. Para sus perfumes, exige calidad y nobleza, selecciona las cosechas y elige los absolutos más puros. Una filosofía y una exigencia perpetuada por la Maison desde este momento.

FRAGANCIAS AUDACES
Ya en 1947, Christian Dior expresa su deseo de concebir tanto sus perfumes como sus vestidos con la máxima audacia. Creador vanguardista, pone toda su imaginación al servicio de la concepción de sus fragancias y se rodea de los mejores perfumistas para proporcionar desde sus inicios a los perfumes Dior, el aura de modernidad que hoy les sigue caracterizando.

"Después de las mujeres, las flores son las creaciones más divinas" Christian Dior

La firma olfativa de los perfumes Dior

Los perfumes Dior siguen reflejando todas las pasiones del diseñador que fundó la Casa. El amor que siente Christian Dior por las flores da vida, naturalmente, a numerosas fragancias con corazón floral. Esta verdadera abundancia de flores se ha convertido en la característica de los perfumes de la Casa. Creador del New Look, el Couturier dibuja una moda estructurada para realzar las siluetas de las mujeres. Concibe sus perfumes de la misma manera y se esmera en construir una fragancia digna del más bello vestido para la noche. Accesorio indispensable, toque final de un look, el perfume se construye con la precisión y la excelencia que exige la Alta Costura.