Los perfumes Dior, un saber hacer único

La fábrica de Saint Jean de Braye, en Francia, produce los perfumes Dior para el mundo entero. Sus artesanos perpetúan técnicas únicas para cada etapa de la fabricación.

La bodega

La fábrica de Saint Jean de Braye posee su propia bodega, un espacio dedicado a la fabricación de las fragancias y a la conservación de las materias primas. Naturales o sintéticas, deben ser conservadas con un cuidado particular. Por ello la bodega está sujeta a permanentes controles para regular la temperatura y controlar su humedad. La conservación del perfume y de sus ingredientes exige conocimientos comparables a los de un caviste.
Los ingredientes se controlan regularmente desde su llegada a la fábrica hasta su utilización en la composición de un perfume con el fin de garantizar tanto su estabilidad olfativa como su trazabilidad.

"Quiero volver a las técnicas manuales olvidadas" Christian Dior

Las técnicas del perfume Dior

La fábrica Dior alberga saber haceres únicos. Algunos de los perfumes de la Casa han sido enteramente condicionados a mano : es el caso de las fragancias de la Collection Privée, que sirve de  escaparate de excelencia de los perfumes Dior. Otras fragancias necesitan gestos más particulares : el nudo de satén que adorna cada frasco del extracto Miss Dior se realiza manualmente, al igual que el hilo de oro enrollado alrededor del extracto J'adore.

Los artesanos Dior trabajan transmitiendo estas técnicas imposibles de aprender en ningún otro sitio. Los mas jóvenes  trabajan codo con codo con artesanos experimentados y perpetúan así la exclusividad de los gestos expertos que caracterizan la excelencia de los perfumes Dior.