El ritual J'adore

La sensualidad desvelada

El arte de perfumarse

Para obtener la estela deseada, aplique su perfume empleando
los gestos adecuados. 
En primer lugar, aplique el aceite seco satinado o la leche hidratante corporal masajeando la piel de forma delicada. Este gesto de hidratación alisa la piel y la deja suave, luminosa y deliciosamente perfumada.

A continuación, vaporice una nube de Eau de Parfum para
envolver su piel.
Por último, utilice una bruma perfumada ligera para el cabello. Esta simple combinación prolonga e intensifica el perfume que, de esta manera, le acompañará durante todo el día.
 

J’adore Voile de Parfum

Dior desvela una nueva interpretación de la mítica
composición floral de J'adore.
 
El Iris de Toscana, majestuoso y refinado, abre la composición. Esta faceta inédita y cargada de elegancia realza y reinventa el ramillete floral de J'adore de la manera más sutil. A continuación, se desprende la sensualidad luminosa de la Rosa Damascena, seguida de la densidad empolvada y carnal de los Almizcles Blancos.
 
La fragancia se funde sobre la piel, envolviéndola en una bruma con un efecto segunda piel. Voile de Parfum se entrega completamente a su generosidad floral, dejando una huella sensual y femenina.
La sensualidad desvelada.
 

Perfumarse

Las fragancias Dior se presentan en distintos tipo de concentración que van de la más ligera a la más intensa. Elija su firma…
 
J’adore L’Or
Con una alta concentración y tan sutil como opulenta, J’adore L’Or es la quintaesencia de J’adore. Una fragancia sensual y audaz.
 
J’adore L’absolu
Lujoso y sofisticado: J'adore L'absolu sublima la intensidad y la sensualidad de las notas florales. Seducción, luminosidad, poderoso, voluptuosidad.
 
J’adore l’Eau de Parfum
El Eau de Parfum es el gran ramillete floral Dior, generoso y equilibrado. J'adore Eau de Parfum reúne las flores más exquisitas del jardín de materias primas. Un perfume refinado y sensual, convertido en mito.
 
J'adore Voile de Parfum
El Iris de Toscana, majestuoso y refinado, abre la composición. Esta faceta inédita y cargada de elegancia realza y reinventa el ramillete floral de J'adore de la manera más sutil.
 
J’adore l’Eau de Toilette
La historia del Eau de Toilette se escribe en torno a las esencias de flores: la Esencia de Mandarina Amarilla de Italia, la Esencia de Rosa Damascena y la Esencia de Neroli se combinan con precisión y armonía. Una fragancia delicada, luminosa y floral. 

El aceite seco satinado
J'adore para el cuerpo

Infinitamente sensual y refinado, este aceite seco satinado para el cuerpo es una oda a las flores, que lleva la sensorialidad de J'adore hasta la intimidad del ritual del baño.
Confortable y relajante, enriquecido con aceite esencial de Ylang Ylang hidratante, el aceite seco sublima el tono de la piel. Su textura irresistible se desliza bajo los dedos con facilidad, penetrando en la piel de forma instantánea y dejándola suave al tacto,
sin dejar ninguna sensación grasa.
 
Este aceite corporal, reinventado por François Demachy, gana fineza y floralidad, fiel reflejo de la armonía que caracteriza
el ramillete floral de J'adore.
 
El ánfora del Aceite para el cuerpo J'adore también se transforma, y se vuelve más refinado y elegante. Sus icónicas curvas de cristal se afinan en una silueta más estilizada. El cuello, como siempre ceñido por juncos dorados, es el broche final y precioso que firma un frasco que todo el mundo reconoce. Un frasco cuya elegancia es una bella sorpresa y que firma una línea de baño decididamente lujos

Sublimar

Realce y prolongue la estela de J'adore. La línea de baño J'adore realza la belleza de un ramillete floral que todo el mundo conoce. Descubra la gama para el cuerpo J'adore, que goza de las propiedades protectoras y nutritivas del Néctar de Algodón, y se compone de la Leche corporal embellecedora, el Aceite Seco Satinado para el Cuerpo, el Gel de Ducha untuoso, la Crema Corporal Sublimadora,
el Perfume para el Cabello y el Jabón Sedoso.