Descubrir el Jardín de Milly-la-Forêt


Descubrir el Jardín de Milly-la-Forêt

«El blanco y el negro podrían bastar. Pero, ¿por qué privarse del color?»
Christian Dior

Milly Carnivora

Ver el vídeo

LA INSPIRACIÓN DEL JARDÍN DE MONSIEUR DIOR

Las colecciones del Jardín de Milly-la-Forêt son un homenaje a la pasión de Christian Dior por las flores. El amado recuerdo de la residencia familiar en Granville, donde pasó su infancia, acompañó al diseñador durante toda su vida. Fue allí, en el parque de una hectárea, donde su madre cultivó una magnífica rosaleda y donde el joven Christian Dior se enamoró de las flores que le inspiraron tantas creaciones. El día después de su primer desfile, Monsieur Dior adquirió el molino de Coudret en Milly-la-Forêt. Su jardín se convirtió en un auténtico remanso de paz donde solía pasar largas horas imaginando nuevos arreglos florales con su jardinero.      Fue este jardín único, el que inspiró a Victoire de Castellane creaciones de tonos incomparables.


DIOR JOYERÍA, EL AMOR Y EL COLOR

La naturaleza y la infinidad de colores que la componen influenciaron profundamente las creaciones de Christian Dior. Victoire de Castellane perpetúa hoy en día este patrimonio imaginando excepcionales colecciones de flamígeros colores. Sublimado por la laca, el oro reviste una multitud de colores y una multitud de formas que se manifiestan en elementos preciosos, inspirados por la fauna y la flora del jardín de Milly-la-Forêt. Dior Joyería se convierte así en el artífice de una sorprendente eclosión de colecciones multicolores, tan creativas como atrevidas.


EL ARTE DE LA LACA

Enteramente realizadas a mano, las colecciones del Jardín de Milly-la-Forêt requieren todo el savoir-faire y la sensibilidad de los mejores artesanos joyeros y laquistas.      Además del oro y las piedras preciosas utilizadas, el valor de estas joyas proviene de la dimensión artesanal y artística del trabajo de la laca, material ancestral aplicado con el pincel. Esta permite la materialización de un centenar de colores (89 solo para la colección Diorette) dando así lugar a unas creaciones tan poéticas como lúdicas.