Christian Dior and Germany, 1947 to 1957

— Autor Adelheid Rasche — Editorial Arnoldsche — Presentación Con el lanzamiento de su primera colección en febrero de 1947, Christian Dior revolucionaba con audacia la moda internacional. Los fotógrafos alemanes más famosos, Horst P. Horst y Willy Maywald, al igual que el mejor ilustrador de la época, René Gruau, representaron el New Look Dior de manera memorable. Las poses estilizadas que consiguieron, dieron un toque final a una silueta que Dior (entonces con 42 años) creyó indispensable tras los rigores y la austeridad de la guerra: hombros más delicados, femeninos, un talle de avispa, faldas largas de anchura desmesurada y elegantes accesorios. La apertura de la Maison Dior y el lanzamiento de su primera colección de Alta Costura el 12 de febrero de 1947 han sido sinónimos de renacimiento para la moda.
El New Look (al que Dior se refería como la "Línea Corolle") fue en realidad un regreso a aquellos días de felicidad de la Belle Époque, cuando la gente podría darse gustos lujosos y placenteros sin remordimiento alguno, cuando los talles eran bastante ajustados, acompañado de un exceso extraordinario de telas lujosas y sombreros de ala ancha. Dior no apoyó solamente el regreso oportuno a los valores de la clase media y a los roles masculinos y femeninos tradicionales, sino que devolvió también a las monarquías su lustre de antaño: la princesa Margarita, la reina Isabel II y la princesa Soraya, segunda esposa del sha de Irán, son solo algunos de los nombres de la lista de clientes de la realeza de Dior.
Alemania tampoco escapa a la excentricidad de Dior, maravillada por sus desfiles llenos de glamour entre 1949 y 1953, y por el viaje con gran pompa que realizó el propio maestro a Alemania Occidental en 1955. Algunos productos alemanes se vendieron bajo la marca Dior, en especial, las Joyas Christian Dior fabricadas por Henkel & Grosse en Pforzheim. Hasta entonces, ningún otro creador de moda había logrado dar forma a las tendencias del mismo modo en que Christian Dior lo hizo a lo largo de su corto período de esplendor creativo, y hasta ahora, nadie lo ha igualado. Las mujeres cosmopolitas podían confiar en el estilo irreprochable de la marca Dior. El propio maestro no vivió más que diez años en lo más alto de su gloria antes de fallecer de un infarto cardíaco el 23 de octubre de 1957.
Un libro de excepción sobre la moda y un homenaje al gran modisto que dio forma y transformó la moda del siglo XX.

Ver las primeras páginas