Colección Invierno 2014

Colección
Invierno 2014

Ver el Desfile
Las siluetas

Las siluetas

Descubrir
Silueta

01

Haga clic o desplace el cursor
para navegar por la colección

Drag
La inspiración

La inspiración

Descubrir
La inspiración

EL HOMBRE
AFORTUNADO

«Esta temporada, he querido valorizar al hombre, al individuo, antes que a la marca: es la idea del Hombre Dior que revela esta colección. » explica Kris Van Assche, director artístico de Dior Homme. Esta encuentra su fuerza en un diálogo entre el formalismo de Savile Row y los archivos de Monsieur Dior, así como en el encuentro de la alta calidad tradicional y la alta calidad de la calle. Los archivos y el universo de Monsieur Dior tan masculino (en términos de tejidos por ejemplo) como femenino (con los bordados de alta costura) son puestos en perspectiva y recontextualizados. Así, sus amuletos, numerosos signos de reconocimiento de la Maison – el muguet, la estrella, el corazón, la moneda-, se reflejan en los bordados, en los estampados y en el punto pero también en las propuestas de joyería masculina que van desde los alfileres de corbata hasta los broches menos convencionales: un guiño a la buena suerte y un toque de extravagancia.

Más allá, los lunares de la corbata tradicional aparecen bordados sobre siluetas enteras, bolsos o zapatos: lo formal se transforma en no convencional. Más allá todavía, un bordado de rosa abstracta de los archivos de Alta Costura de la Maison, juega con un traje de rayas tenis – prenda icónica del propio Monsieur Dior - o hace su aparición en un abrigo de rayas tenis oversize, acompañado de unos vaqueros y unas deportivas. Esta confluencia de actitudes constituye la esencia de la colección. Y como el vestuario masculino deriva de un patrimonio utilitario y militar, así como del arte del traje sastre tradicional, aquí los vaqueros, las parkas y las cazadoras de aviadores en nilón japonés se codean con los abrigos de lana más clásicos. «Mi intención era hacer del individuo el centro de mis atenciones. Darle así el sentimiento de ser único. Es ahí donde reside el verdadero lujo. » comenta Kris Van Assche, director artístico de Dior Homme.