12.02 BREAKING NEWS

¡FELIZ CUMPLEAÑOS!

IMAGEN

Hace exactamente sesenta y ocho años: el 12 de febrero de 1947, Christian Dior, presentaba como diseñador y perfumista su primer desfile y su primera fragancia. Historia de una doble revolución.

Podría haber sido un día de invierno como todos los demás, pero fue una revolución. Ese 12 de febrero de 1947, París atravesaba un gran frío, bajo un espeso manto de nieve; las mujeres más elegantes del momento y las redactoras que venían cada año del mundo entero para admirar las últimas creaciones de la alta costura francesa ya se habían ido. Y fue precisamente ese día que Christian Dior escogió para su primer desfile. ¿Christian Dior? Un desconocido para la época. O casi: Algunos se acordaban de sus elegantes ilustraciones aparecidas en la prensa o de los vestidos que diseñó para el modisto Lucien Lelong. El público, curioso, intrigado por ese nuevo desconocido en el mundo de la alta costura, penetró en los salones de un pequeño hotel particular del nº 30, de la avenue Montaigne. Y, antes incluso de comenzar el desfile, una sorpresa esperaba ya a los invitados: ¿qué era aquel perfume que flotaba en el aire? Con sus notas de rosa y musgo de roble, ese chipre verde, tan singular, no tenía nada que ver con las pesadas esencias que se llevaban en la época. Este perfume que olía a juventud, a amor y a alegría de vivir, era Miss Dior,  una fragancia que revolucionaría el mundo de la perfumería.

Cuando los invitados se instalaron en la atmósfera de notas complejas y chipradas de Miss Dior,  y las modelos entraron en los salones para presentar los primeros diseños, fue un nuevo shock. No había chaquetas cuadradas ni faldas cortas y rectas, ninguna huella del rigor y de la austeridad que reinaban tras la segunda guerra mundial. Las siluetas que desfilaban presentaban, por el contrario, unas asombrosas proporciones, que exacerbaban las curvas del cuerpo femenino con una extrema sensualidad. «Dibujé mujeres-flor, con hombros redondos, bustos excelsos, talles finos como tallos y faldas anchas como corolas»,  recuerda el diseñador en su autobiografía. Ese día, a través de ese gesto fundador, Christian Dior quedó indefectiblemente ligado a la alta costura y a la alta perfumería revolucionando el mundo del lujo y redefiniendo la esencia de la feminidad a través de un espíritu atrevido que aún hoy en día anima la Maison, sesenta y ocho años más tarde.

TODOS LOS MEDIOS

ETIQUETADO : BREAKING NEWS