Atrás

Grace de Monaco, princess en Dior

— Autor Florence Müller — Editorial Rizzoli — Presentación Con motivo de la exposición celebrada del 27 de abril al 17 de noviembre en el museo Christian Dior de Granville, el libro Grace de Monaco, princesse en Dior, publicado por la editorial Rizzoli, narra la historia de la amistad única entre la Maison y la actriz fetiche de Alfred Hitchcock. Grace, nombrada princesa de Mónaco tras su boda con el príncipe Rainiero III en 1956, muestra un gusto muy particular por las creaciones Dior. En el baile celebrado para la fiesta de su compromiso en el hotel Waldorf Astoria, en Nueva York, aparece con un vestido realizado especialmente por los talleres de la Maison y posa, ese mismo año, para un retrato oficial, obra de Yousuf Karsh, vestida con el modelo de Alta Costura Colinette, concebido por Christian Dior para su colección Otoño-Invierno 1956-1957. Tras el fallecimiento del diseñador fundador, Marc Bohan, nombrado director artístico de la Maison en septiembre de 1960, encuentra en ella la encarnación perfecta de una elegancia distinguida, moderna, sobria y refinada, en perfecta simbiosis con su visión de la costura. "Representaba mi estilo a la perfección, un estilo que destacaba, pero que nunca resultaba agresivo. Se decantaba por los vestidos camiseros, las blusas y el crepé de China", confía Marc Bohan en una entrevista inédita incluida en este libro. La princesa ve en el director artístico no solo al diseñador de moda del momento y del glamur monegasco, sino también a un amigo cercano a la familia. En 1967, acepta ser la madrina de Baby Dior e inaugura, en su compañía, la boutique para niños de la Avenue Montaigne. Grace decora su propio baño con frascos de Eau de Cologne Fraîche y recibe, en el Palais Princier, a Serge Heftler-Louiche, amigo de la infancia granvillais de Christian Dior, nombrado presidente de Christian Dior Parfums. Todas estas historias colmadas de complicidad, así como muchas otras, se encuentran recogidas en este libro concebido para el nonagésimo aniversario del nacimiento de esta leyenda. Mediante una selección de fotografías personales, bocetos e instantáneas de los vestidos lucidos por la princesa, pone de relieve los lazos inquebrantables que unieron a la Maison con este icono eterno. Los textos son obra, principalmente, de Florence Müller, también comisaria de esta exposición, y de Frédéric Mitterrand, autor del libro The Grace Kelly Years: Princess of Monaco.

Ver las primeras páginas