DIORMAG

24 Mayo
Desfiles

Imágenes 

Desvelamos detalles de la arquitectura del Domaine de Chantilly, como un nuevo indicio del desfile de prêt-à-porter Crucero 2019 que se celebrará mañana.

24 Mayo
Desfiles

A solo un día

En la víspera del desfile Crucero 2019, la Maison revela algunas imágenes del Domaine de Chantilly, el lugar elegido para el evento, y de la colección en sus talleres de París.

24 Mayo
Desfiles

Nacimiento de una colección crucero

A un día del desfile Crucero 2019, retrospectiva de la historia de estas colecciones pensadas para las vacaciones y las largas travesías soleadas.

©

Richard RutledgeCondé Nast via Getty Images.

En 1948, apenas un año después de su primer desfile de alta costura, Christian Dior realiza el lanzamiento de su Maison en los Estados Unidos y propone, desde entonces, una colección bautizada Resort and Spring. Destinados a las estadounidenses que se embarcan hacia las islas en el invierno, los modelos imaginados por el modisto evocan destinos soleados —Bahamas, Honolulu, Palm Springs— y conforman un vestuario fácil de usar y de transportar.
En estos guardarropas, que se adaptan a todas las situaciones, se privilegian los materiales vaporosos y agradables, y los colores estivales. "Cuando se viaja mucho, es necesario contar con atuendos especiales: que sean livianos, que no ocupen mucho lugar y que no se arruguen demasiado", escribe Christian Dior en 1952, en su Pequeño diccionario de la moda.

Honrando el espíritu de estas creaciones, la Maison inició la tradición de las colecciones crucero, que nacieron en 1990 de la mano de Gianfranco Ferré, Director Artístico de Dior desde 1989 hasta 1996. John Galliano dio continuidad a esta idea en 2006 con motivo de un espectáculo brindado en Nueva York. 

Convertidos en cita anual, estos desfiles continúan enalteciendo el legado de Christian Dior. Tal como lo hará el desfile previsto mañana en las Grandes Caballerizas del Domaine de Chantilly, un monumento excepcional y símbolo del arte de vivir a la francesa por el que el modisto sentía un profundo cariño.

24 Mayo
Desfiles

Dior en el Domaine de Chantilly 

Para su desfile Crucero 2019, Dior ha elegido el Domaine de Chantilly y sus Grandes Caballerizas, símbolos del prestigio y del arte de vivir a la francesa.

Croquis de l’ensemble de cocktail Chantilly, collection printemps-été 1961, Slim Look. Ensemble de cocktail, robe et veste. © Christian Dior.

Robe du soir Chantilly, collection automne-hiver 1957, ligne Fuseau. Photo Willy Maywald. © Association Willy Maywald/ADAGP, Paris 2018.

Croquis de la robe Chantilly, collection printemps-été 1965. Robe en soie imprimée marron et blanc. © Christian Dior.

Este 25 de mayo, la Maison trasladará su colección Crucero 2019 a otro lugar excepcional: las Grandes Caballerizas del Domaine de Chantilly. Obra maestra del siglo XVIII, este palacio ecuestre fue diseñado por el arquitecto Jean Aubert para Luis Enrique de Borbón, séptimo Príncipe de Condé. Esta joya de la arquitectura del siglo XVIII, lugar de fiestas para la realeza, refleja mejor que ningún otro sitio ese arte de vivir a la francesa que Christian Dior tanto admiraba. El modisto-fundador y sus sucesores, de Yves Saint Laurent a Marc Bohan, han forjado incesantemente vínculos afectivos con este monumento histórico. En el otoño de 1947, para el segundo desfile de Christian Dior, uno de los vestidos de noche fue bautizado Chantilly; y, en su última colección, la del otoño-invierno 1957, otro de sus modelos evocaba también el nombre y el prestigio de este lugar.
 
 Más que una invitación a la evasión, cada uno de los desfiles crucero es una celebración del legado Dior. En mayo de 2015, la mansión Palais Bulles, casa-escultura que desafía todas las normas, fue el escenario elegido para una colección crucero que tejía vínculos entre el pasado, el presente y el futuro. El año siguiente, en la campiña inglesa, cerca de Oxford, los invitados, recibidos al son de los instrumentos de viento, descubrieron la sublime morada de los duques de Marlborough: el palacio de Blenheim. Allí habían triunfado ya, en 1954 y 1958, las líneas H y Courbe. El año pasado, en Calabasas (California), Maria Grazia Chiuri desveló sus salvajes siluetas en ese espectacular decorado de naturaleza intacta. Una colección que se hizo eco de la línea Ovale imaginada por Christian Dior, reinterpretando un estampado de las pinturas de Lascaux que fascinaban al modisto. Todos esos decorados excepcionales hacen que, cada año, las creaciones viajen en el tiempo y la historia de la Maison.
23 Mayo
novedades

Dior celebra el día de la madre 

En honor a este día tan especial, la Maison presenta sus nuevos Rose des vents, además de una de sus creaciones relojeras atemporales: La D de Dior Satine.

  • ©

    Nicole Maria Winkler

  • ©

    Nicole Maria Winkler

Creadas por Victoire de Castellane como amuletos de colección, las joyas Rose des Vents se enriquecen con una nueva pulsera junco de oro amarillo, diamante y nácar blanco. Una trenza de oro tipo cheurón, que evoca la cuerda de los navegantes y el llamado a embarcar, viste delicadamente la muñeca, mientras que la estrella fetiche de Christian Dior, reinterpretada en un motivo con ocho puntas, decora uno de los medallones. La encontramos también en los pendientes, diseñados en oro rosa y oro amarillo.

 

La D de Dior Satine, que simboliza el espíritu couture de la Maison, está adornada con un bisel de acero y una correa, ambos trabajados con delicadeza para crear un efecto de textura que evoca la flexibilidad de una cinta de seda. Su esfera, disponible en nácar blanco o en oro rosa, y su corona engastada en diamantes, nos sumergen en el corazón del savoir-faire joyero y relojero de Dior.

Más artículos