Encuentro con Paolo Roversi | DIORMAG

11 Febrero
novedades

Bois de Rose 

Homenaje a la flor preferida de Christian Dior, los anillos poéticos de la colección Bois de Rose nos transportan a un universo romántico. Al acercarse San Valentín, ponemos el foco en estas joyas preciosas diseñadas por Victoire de Castellane, Directora Artística de Dior Joyería, como una declaración de amor. 

"Cuando llegué a la Maison en 1998, me sumergí inmediatamente en los archivos: me gustó la imagen de un Christian Dior enamorado de la naturaleza y de su jardín de Milly-la-Forêt" , confiesa Victoire de Castellane. Para la colección Bois de Rose, ella crea un anillo inspirado en las líneas de la flor preferida del diseñador, la rosa. "Yo me preguntaba: '¿Por qué hay que tratar siempre a la flor o a la yema y nunca al tallo?'. Así es como se me ocurrió la idea de Bois de Rose. Un tallo que se enrolla entorno al dedo, un símbolo del amor", prosigue. Una creación que la Directora Artística de Dior Joyería plasmó en oro blanco, rosa o amarillo. Engastado con diamantes o al natural, se lleva solo o en acumulación.

10 Febrero
novedades

El wake-up make-up

Peter Philips, el Director de Creación e Imagen del maquillaje Dior, ha concebido seis looks de belleza para la revista Elle France. Aquí, él comparte y desvela sus consejos para encontrar el color y la aplicación perfecta que potencian la luminosidad.

  • ©

    Liz Collins 

  • ©

    Liz Collins 

  • ©

    Liz Collins 

  • ©

    Liz Collins 

  • ©

    Liz Collins 

09 Febrero
novedades

Encuentro con Paolo Roversi

El fotógrafo Paolo Roversi nos habla de su obra y de la sesión de fotos de las creaciones de alta costura de Christian Dior que ha realizado en exclusividad para la publicación de la obra Dior Images Paolo Roversi

09 Febrero
novedades

Dior Images Paolo Roversi

Fiel colaborador de la Maison, el fotógrafo Paolo Roversi ha inmortalizado, con un estilo cargado de poesía y de gracia, las creaciones de alta costura. El libro Dior Images Paolo Roversi, publicado por las ediciones Rizzoli, ofrece una retrospectiva única de sus fotografías emblemáticas publicadas en estos últimos 27 años.

  • ©

    Paolo Roversi

  • ©

    Paolo Roversi

  • ©

    Paolo Roversi

  • ©

    Paolo Roversi

  • ©

    Paolo Roversi

  • ©

    Paolo Roversi

  • ©

    Paolo Roversi

  • ©

    Paolo Roversi

"La fotografía no es una reproducción, sino una revelación", afirma Paolo Roversi. Sus fotografías, testimonios de una feminidad dueña de una delicadeza frágil, que nunca permanece igual, lo confirman. Nacido en Italia, llegó a París en 1973, y descubrió el trabajo de Richard Avedon y de Irving Penn. En 1990, fotografió por primera vez una creación de la Maison, para la edición francesa de Vogue: el vestido Rhéa que lució la modelo Mathilde y diseñado por Gianfranco Ferré, por entonces Director Artístico de Dior. Más tarde, el artista capturará sin cesar, para las revistas más prestigiosas, las piezas de alta costura concebidas por Christian Dior y sus sucesores.

Recopilados en este libro con prólogo del filósofo italiano Emanuele Coccia, estos archivos están acompañados de imágenes inéditas, presentadas en exclusividad.
A través de tres series de fotos, en las que colaboraron tres estilistas, entre ellos Grace Coddington, a quien el fotógrafo convocó especialmente, rinde homenaje a la obra del diseñador-fundador. Así, inmortaliza su vestido Junon, procedente de la colección alta costura otoño-invierno 1949, o incluso el traje Voyageur de la temporada otoño-invierno 1955, ambos capturados en su eterna modernidad, lejos de las poses convencionales.

Encontramos también los vestidos firmados por Yves Saint Laurent, Marc Bohan, John Galliano, Raf Simons y Maria Grazia Chiuri, la actual Directora Artística de las colecciones de mujer. Magnificados por la lente de Paolo Roversi, parecen cobrar vida. Gracias a los originales juegos de luces, sombras y enfoques, la frontera entre el cuerpo y el decorado se borra. Naomi Campbell, Natalia Vodianova e incluso Kate Moss, rostros y siluetas con los que nos cruzamos en esta recopilación, se encuentran sumergidos en este universo onírico, otorgando a estas imágenes un toque adicional de espíritu, tan apreciado por Christian Dior.

 

Dior Images Paolo Roversi, ediciones Rizzoli

Publicación en Francia el 24 de enero de 2018 y en Estados Unidos en abril de 2018

168 páginas

Precio del editor: 110 € / 125 $

09 Febrero
eventos

La boutique eyewear de la avenue Montaigne

Un nuevo espacio dedicado a las gafas se acaba de inaugurar en el número 28 de la avenue Montaigne. 

  • ©

    Raphaël Dautigny

  • ©

    Raphaël Dautigny

  • ©

    Raphaël Dautigny

  • ©

    Raphaël Dautigny

  • ©

    Raphaël Dautigny

  • ©

    Raphaël Dautigny

Dior lanza una boutique dedicada al universo eyewear, una novedad absoluta para una maison de moda. Allí se presentaron dos piezas vintage, testimonios de su herencia, como también algunas creaciones de colores inéditos. El par DiorSoRealO, reinterpretado en metal fino y sutil, está disponible en anticipo exclusivo. Descubrimos también una línea de pequeña marroquinería compuesta de estuches creados de manera exclusiva y personalizable. También se han diseñado especialmente para esta nueva boutique que ofrece servicios a medida unos baúles que pueden albergar desde uno hasta seis pares de gafas. 

08 Febrero
Savoir-Faire

El savoir-faire de las joyas D-Murrine en vídeo

08 Febrero
Savoir-Faire

El savoir-faire de las joyas D-Murrine

Descubra los secretos de la fabricación de las joyas D-Murrine de la colección prêt-à-porter primavera-verano 2018 diseñadas por Maria Grazia Chiuri. 

  • ©

    Pol Baril

  • ©

    Pol Baril

  • ©

    Pol Baril

  • ©

    Pol Baril

  • ©

    Pol Baril

  • ©

    Pol Baril

  • ©

    Pol Baril

  • ©

    Pol Baril

  • ©

    Pol Baril

  • ©

    Pol Baril

  • ©

    Pol Baril

  • ©

    Pol Baril

  • ©

    Pol Baril

  • ©

    Pol Baril

En el lenguaje de Niki de Saint Phalle, los colores vivos hablan de amor, dicha y felicidad. Vivos y en contraste, se alternan sin fin. Las joyas de la colección de prêt-à-porter primavera-verano 2018 retoman esta idea en collares, anillos y pendientes de cristal con motivos multicolores, realizados a mano conforme a una técnica ancestral. Para conocer su elaboración, viaje, en primer lugar, a la cuna de este savoir-faire vidriero, a la isla de Murano, ubicada a tan solo unos kilómetros de Venecia.

Allí, en el taller más famoso de Murano, un soplador agarra el vidrio con una caña en un horno, a una temperatura de 1300 °C. Comienza entonces una coreografía orquestada por unas hábiles manos que trabajan el material incandescente con fuerza y delicadeza. El artesano desafía la gravedad, juega con la inercia, domina el movimiento y controla el calor. Tras haber combinado, envuelto y mezclado varios colores para crear el motivo deseado, estira el vidrio con la ayuda de un compañero. Cuando la barra está preparada, se corta en cientos de murrinas, cada una revelando un motivo único de estrella, de corazón, de sol o incluso de flor de matices brillantes.

Para elaborar un par de Dior Tribales, hay que ensamblar dieciséis murrinas diferentes. Se precisan dos para el corazón de los pendientes y ocho para el cabujón del anillo.
Para conocer el proceso restante, diríjase a Pforzheim, ciudad situada en Alemania, al taller que el propio Christian Dior había elegido en 1955 para la elaboración de sus primeras colecciones de joyas fantasía. En esa manufactura, los elementos de latón se crean según el ancestral proceso de la fundición a la cera perdida, que consiste en obtener figuras de metal mediante un molde de cera. A continuación, las manos del artesano trabajan cuidadosamente las piezas y perfilan los más ínfimos detalles del anillo, el collar o los pendientes. Gracias a varios baños de galvanizado, las piezas se recubren de oro fino y, posteriormente, de rutenio para otorgarles el color negro. Un tratamiento específico les confiere ese efecto antiguo tan particular, firma de Maria Grazia Chiuri.

Después, se fijan a las perlas de vidrio la abeja, en número ocho, el trébol, la estrella o las iniciales "CD". Una vez ensambladas, las joyas están listas para pasar el control de calidad, antes de ser colocadas en su estuche.

Más artículos