Las Fontaines Parfumées,según François Demachy | DIORMAG

20 Septiembre
novedades

Tales of the Wild, episodio 3: Aizkolari

La semana pasada, presentamos anticipos de los dos primeros episodios de la serie documental Tales of the Wild dedicada a los hombres que han hecho una elección de vida salvaje. Descubra hoy un adelanto del tercero, dedicado a Arthur Van der Putten, quien se encuentra comprometido con preservar las tradiciones de la «Fuerza Vasca», un conjunto de pruebas físicas caracterizadas por una alta autoexigencia. Y le invitamos a visitar el minisitio exclusivo tow.tv para ver el episodio completo.

 

 

 

 

 

19 Septiembre
VIP

Rami Malek, de Dior Homme

Anoche, en Los Ángeles, en la 68.° edición de los premios Emmy, el actor Rami Malek lució un esmoquin Dior Homme para recibir el premio al mejor actor en una serie dramática por su papel en Mr. Robot.

17 Septiembre
eventos

Las Fontaines Parfumées,
según François Demachy

En su nueva oficina de Grasse, el perfumista creador exclusivo de Dior nos habla, en una entrevista exclusiva, sobre su visión de la ciudad cuna de la perfumería y sobre su nuevo taller de creación ultratecnológico.

DiorMag: Usted creció en Grasse, ¿posee algunos recuerdos de su infancia relacionados con las Fontaines Parfumées?

François Demachy: Yo iba al colegio que se encuentra a 200 metros de aquí con uno de los hijos de la última familia propietaria del lugar. Recuerdo muy bien algunas tardes en las que veníamos aquí cuando tenía diez años. Me acuerdo de la rotonda, del molino que por entonces estaba en ruinas y del jardín que para nosotros era una jungla fascinante. El lugar era conocido por todos los habitantes de Grasse y se fue durmiendo poco a poco, había caído en el olvido... hasta hoy.

DM: ¿Qué representa la instalación de su taller de creación en las Fontaines Parfumées, en Grasse, la ciudad cuna de la perfumería?

F.D. : Es un regreso a las fuentes. La historia que une desde siempre a Dior con Grasse me conmueve: la idea de Miss Dior nació en esta región, Eau Sauvage fue creado por Edmond Roudnitska, que vivía aquí cerca y era cliente de la farmacia de mi padre… Todo esto dice mucho, y es muy significativo que Dior vuelva aquí. Sobre todo, tiene influencia en la calidad de los perfumes que creamos, por la calidad de los ingredientes y de los savoir-faire de la región. Colocar jazmín de Grasse en J’adore, por ejemplo, es un plus. Creo mucho en la acumulación de las pequeñas diferencias como esta, que dan al perfume una notable singularidad.

DM: ¿Cómo se eligieron las esencias que componen el jardín de perfumista que rodea la bastida?

F.D. : El jardín fue concebido por Jean Mus, un auténtico poeta paisajista. Le hemos dado, principalmente, dos sugerencias. En primer lugar, utilizar plantas de la región. Higueras o acantos, que ya se encontraban allí y que hemos querido preservar, y especies que crecen en la región como las aromáticas, el mirto o la lavanda, además de, por supuesto, el jazmín y la rosa de Grasse. Y también, era necesario que pudiéramos encontrar aromas interesantes al pasear por el jardín. Por ejemplo, tenemos un parterre de menta con muchas variedades diferentes, cuyos aromas se liberan cuando caminamos sobre ellas. Finalmente, si bien encontramos muchas esencias relacionadas a la perfumería, no son las únicas: también hay referencias como el muguet, la flor preferida de Christian Dior.

DM: ¿Cuáles son las innovaciones que usted tuvo en cuenta especialmente para la construcción de su taller de creación?

F.D. : Hemos insistido particularmente en dos cosas: la luz y la ventilación. En una bastida provenzal como esta, los ambientes son bastante oscuros en invierno porque los muros son gruesos y las aberturas son estrechas, para protegerse del calor y del sol del verano. Era necesaria, por lo tanto, una iluminación adicional que reproduzca la luz de día, es fundamental para realizar pesajes muy precisos. Para la ventilación, tenemos una máquina enorme que ocupa la superficie de toda la planta debajo de los techos, para cambiar el aire entre siete y diez veces por hora. El aire se trata –se enfría, se calienta, se humidifica o se seca– y luego se difunde a baja presión, sobre una gran superficie y a una baja velocidad para no entorpecer la eficacia de las balanzas, que pesan con una precisión cercana al miligramo.

17 Septiembre
eventos

El agua en las Fontaines Parfumées

Da la bienvenida a los visitantes al final del sendero de grava en una antigua fuente de piedra, la divisamos en el recodo de un camino bajo un puente del jardín, la encontramos fluyendo sobre un lecho de rosas y jazmines en la marquesina... Utilizada en los años sucesivos por las curtidurías y las destilerías de la región, el agua de la fuente de la Foux originalmente dio su nombre a la finca de las Fontaines Parfumées y conserva en ella la memoria de este sitio íntimamente relacionado con la historia de Grasse.

17 Septiembre
eventos

En la intimidad del taller de creación

Atravesamos el umbral del lugar ultratecnológico e hipersecreto donde se elaboran los perfumes Dior del futuro.

Bajo un gran plafón con aspecto de vidriera de líneas limpias, 2000 frascos se encuentran alineados sobre los muros u organizados sobre molinetes, cuidadosamente clasificados por orden alfabético. Entre ellos, encontramos esencias y absolutos de flores, especias como la vainilla o el cardamomo, maderas como el sándalo, materiales preciosos como el ámbar... algunas de estas materias primas son tan delicadas que deben ser refrigeradas o, por el contrario, colocadas en estufas, para conservarse en la bodega situada detrás del taller. En las superficies de trabajo, las balanzas de gran precisión permiten pesar cada elemento prácticamente al miligramo, para realizar con precisión las mezclas imaginadas por François Demachy, el perfumista-creador de Dior. Una fragancia está compuesta, de media, por unas cincuenta materias primas: por lo tanto, la operación requiere de un conocimiento y una experiencia muy especializados, y de una enorme precisión en la manipulación, como también, de un entorno particularmente estudiado. De este modo, nada se ha dejado librado al azar en este sitio ultratecnológico donde nacen los perfumes del futuro, desde los materiales de los muebles, elegidos para evitar cualquier tipo de contaminación, hasta la luminosidad, pasando por el sistema de renovación del aire, que los perfumistas creadores pueden regular entre siete y diez veces por hora, para no saturar la atmósfera de aromas diferentes y controlar la hidrometría a fin de preservar la calidad de las materias primas.

17 Septiembre
eventos

Las Fontaines Parfumées: visita guiada

Desde el jardín hasta el taller de creación ultratecnológico, síganos en nuestro recorrido por la finca de las Fontaines Parfumées, donde François Demachy elaborará a partir de ahora los perfumes Dior.

Para llegar a las Fontaines Parfumées debemos surcar las callecitas tortuosas y escarpadas de Grasse. Un elegante portal de hierro forjado abre paso hacia un largo camino, al final del cual se adivina una antigua fuente de piedra -donde fluye el agua de la fuente de la Foux, que atraviesa la finca- y la fachada anaranjada de la bastida salpicada de postigos verdes, que ahora alberga en su interior las oficinas y el laboratorio de creación de François Demachy. Entremos.

Al igual que el exterior, el interior del edificio construido en 1640 fue renovado por artesanos de la región, poniendo el máximo esmero en respetar la autenticidad del lugar. Algunos pasos sobre el suelo de piedra en bruto y, pasando frente a los salones, llegamos a la rotonda art déco donde se impone una fuente de loza llena flores de la región, exactamente como en la época en la que los visitantes venían a extraer agua perfumada de rosas o jazmines. Volvemos sobre nuestros pasos y subimos por la escalera, donde un retrato de Christian Dior nos recuerda el amor que el diseñador-perfumista nutría por la región de Grasse. En el primer piso, François Demachy eligió instalar su oficina en una habitación inundada de luz. Allí, trabaja en la composición de sus perfumes. Las fórmulas que imagina aparecen directamente en los ordenadores del segundo piso para su elaboración en el taller de creación, este lugar tan secreto donde las futuras fragancias de la Maison se crean a partir de 2000 materias primas.

Este gran espacio ofrece una vista incomparable en el jardín que rodea la bastida. Pasear por allí es recorrer la infinita riqueza de una maquinaria del perfume perfecta. Entre las 350 esencias plantadas por el arquitecto paisajista Jean Mus, flores como la rosa y el jazmín de Grasse o el nardo están rodeados, principalmente, de una gran variedad de cítricos y una veintena de especies de mentas diferentes, que componen una auténtica sinfonía olfativa donde el perfumista-creador de Dior puede encontrar la inspiración para sus futuras fragancias.

16 Septiembre
Savoir-Faire

En los campos de la región de Grasse

Al elegir instalar el centro operativo de los perfumes Dior en las Fontaines Parfumées, en Grasse, la Maison se acerca a las fincas que le proveen la totalidad de sus cosechas de flores.

Originario de Grasse, la cuna de la perfumería, François Demachy se esmera en celebrar en cada una de sus creaciones las flores de su región. Así, desde hace una década, el perfumista-exclusivo de la Maison ha hecho de Dior un apoyo fundamental para la nueva generación de productores que redinamizan la región de Grasse, creando con ellos alianzas exclusivas. La historia comenzó con Carole Biancalana, de la finca de Manon, quien fue la primera en proveer la totalidad de sus rosas de mayo y su jazmín grandiflorum a los perfumes Dior. Y continúa con Armelle Janody, del Clos de Callian. Tantas alianzas que la Maison desea multiplicar para preservar los savoir-faire de la región de Grasse, y para que sus flores excepcionales irradien todo su esplendor en cada uno de los perfumes Dior.

Más artículos