DIORMAG | DIORMAG

23 Junio
Desfiles

ESTRELLAS DE DIOR

J. Balvin, Kate y Lila Moss, Kelly Osbourne y Christina Ricci, entre otras estrellas, asistieron al desfile de la colección Dior Men Verano 2020 de Kim Jones, celebrado el pasado viernes en París.

  • J. Balvin

  • Lila Moss & Kate Moss

  • Christina Ricci

  • Kelly Osbourne

  • Nick Robinson

  • Noomi Rapace

  • Natalia Vodianova

  • Romy XX

  • Kenshi Okada

  • Lily Allen

  • Johnny Huang

  • Stephane Bak

  • Miss Fame

22 Junio

Espíritu del lugar

22 Junio
Desfiles

Arqueología del futuro

El desfile de la colección Dior Men Verano 2020 de Kim Jones mantiene una conversación con el universo inquietante del artista estadounidense Daniel Arsham, en el Instituto del Mundo Árabe de París, lugar colmado de tesoros arqueológicos dedicado a la diversidad e interacción de culturas. Un vertiginoso viaje de inmersión donde las creaciones se aúnan con la escenografía y sus vestigios del futuro.

©

Adrien Dirand

Dando la bienvenida a los invitados, una inmensa esfera, réplica del reloj del despacho de Christian Dior, se presenta metamorfoseada en una preciosa reliquia. Dicha esfera, enmarcada por las monumentales iniciales "CD" a modo de estatuas guardianas del templo, constituye el reflejo de una eternidad lejana. Estos símbolos, erosionados por varias zonas, como devorados por el paso del tiempo, dejan entrever sorprendentes grietas ensartadas por cristales de cuarzo. Daniel Arsham, "arqueólogo del futuro", imagina lo que una excavación podría narrar, dentro de mil años, acerca de nuestro presente.

Ya desde la entrada, llama la atención una pequeña estancia. Es de un blanco uniforme, como el inmaculado blanco de los mármoles antiguos, y parece haberse congelado en el tiempo. Decorada conforme al universo familiar del diseñador-fundador y en homenaje a su legado, se impregna de este singular arte característico del artista estadounidense que consiste en explorar las temporalidades, mediante su fusión.

Finalmente, los modelos desfilan sobre arena blanca que gradualmente adquiere un color rosa vibrante, gracias a la cual se ve realzado el conjunto del decorado. Una arena virgen, promesa de un futuro por descubrir. Iluminadas por una luna imaginaria, como si de un exoplaneta fantástico se tratara, las letras D.I.O.R., conformadas como extraordinarias esculturas monolíticas parcialmente consumidas y realzadas por cristales, protagonizan este espacio irreal que, como nacido de un sueño, se va transformando al desfilar de los modelos.

21 Junio

El relato del futuro

Kim Jones ha presentado esta tarde, en el Institut du Monde Arabe en París, su colección Verano 2020, una celebración contemporánea del patrimonio de la Maison Dior. Descubra el dosier de prensa.
©

Jérôme Verbrakel

La narración del pasado al futuro La noción de reliquia –la idea de una constante evolución, de una exploración y de expresión de la historia– constituye el verdadero fundamento de las maisons de Alta Costura. Esta últimas encarnan el vínculo vivo y tangible con un pasado ilustre, con otra época. Son testigos del poder de la memoria. Kim Jones, director artístico de las colecciones masculinas de Dior, explora esta idea para su colección Verano 2020, en colaboración con el artista americano Danial Arsham, cuya obra cuestiona la arqueología de nuestro presente. El resultado celebra el patrimonio de la Maison Dior, cuya evolución es eterna.

Para Christian Dior, la arquitectura siempre ha sido esencial puesto que concebía creaciones de Alta Costura estructuradas y teatrales, moldeadas como esculturas etéreas. En esta colección masculina, se han tomado prestadas técnicas de la escultura que dan lugar a unas formas flexibles, fluidas y ligeras. Como un friso, la piel laminada se viste de detalles. El motivo Dior Oblique,  tono sobre tono y degradado, evoca el arte del bajo relieve. La paleta de colores, compuesta por tonos neutros –como difuminados– y por matices intensos, ilustra un grandioso paisaje.

Como buen supersticioso, Christian Dior guardaba un vínculo con los amuletos, la suerte y el carácter mágico de aquello que nos rodea. Los códigos Dior, los iconos de la Maison y los objetos del día a día que materializan su legado se convierten en emblemáticas reliquias. Daniel Arsham ha reinterpretado los recuerdos del escritorio de Monsieur Dior –como su reloj o su teléfono– en consonancia con su serie artística Future Relics.

Con motivo de una primera colaboración con RIMOWA, maison dedicada al equipaje de lujo, Dior desvela una colección cápsula compuesta por una mochila, un estuche de champán, una maleta de mano, un clutch y una maleta, adornados con ranuras de aluminio, código emblemático de la maison alemana. Esta edición especial "Dior et RIMOWA", confeccionada con un excelente savoir-faire, entraña una técnica innovadora que ha permitido inscribir, como una firma indeleble en el corazón del aluminio, el icónico motivo Dior Oblique presentado en una versión con matices vibrantes. Una celebración del trabajo de los materiales, piedra angular de este desfile.

Para esta colección Verano 2020, las creaciones de Kim Jones se inspiran en las raíces de la historia de Dior y en la excelencia de su savoir-faire, al mismo tiempo que expresan una visión y un legado contemporáneos. Se ha reinterpretado el estampado "journaux" de Dior, creado para el desfile de Alta Costura Primavera-Verano 2000, en colaboración con Daniel Arsham. La nueva colección confluye con las tendencias del momento a través de una selección de nuevos esenciales que reflejan el espíritu de modernidad que desprende Kim Jones. El Tailleur Oblique, presentado por el director artístico durante su primer desfile, se versiona en forma de abrigos y cazadoras. El bolso Saddle confiere sus legendarias curvas a las solapas decorativas de los trench, mientras que los drapeados –protagonistas de la colección Invierno 2019-2020– se presentan ahora en tonalidades degradadas. Estos drapeados caen con delicadeza sobre la arena que cubre la pasarela, marcados por la sutil huella del paso del tiempo, o realzan las solapas de las chaquetas como si de proyecciones de sombras se tratara.

El trabajo artesano, verdadera esencia de la Alta Costura, se revela en esta colección masculina. Los talleres parisinos han confeccionado nubes de crepé georgette plisado que envuelven la silueta, como si esta se sumergiese en un agua saturada de pigmentos, y los motivos Toile de Jouy, expresión de la universalidad de la Alta Costura, han sido pintados a mano por artesanos japoneses de Kyoto. Ambos métodos nos trasladan a otra época.
Hoy, la Maison le tiende la mano a Daniel Arsham, con quien Kim Jones mantiene un incesante y dinámico diálogo creativo. Las piezas de la colección han sido concebidas al mismo tiempo por los talleres y el artista, quien a su vez ha estudiado los archivos de Dior. Asimismo, se ha proyectado en un futuro imaginario para transformarlas en preciosas reliquias, como reflejos de una lejana eternidad. Las creaciones se han envejecido, erosionado y fragmentado de manera prematura, como las joyas de Yoon Ahn. El calzado transparente se asemeja a las esculturas, con los calcetines visibles en su interior. Los símbolos históricos de Dior, reinterpretados por Daniel Arsham, se convierten en moldes de escayola retrabajados con silicona para adornar los accesorios.

Continuando así la tradición iniciada por Kim Jones de invitar a los artistas a que reinterpreten el bolso Saddle, Daniel Arsham lo ha convertido en un molde, como un artefacto, para dar vida a una edición limitada de nuevos bolsos creados con impresoras 3D. El logotipo Dior también se ha transformado: se ha plasmado en relieve, fisurado y craquelado en la superficie del tejido, y puesto en escena por los modelos que atraviesan un paisaje desértico, salpicado a su vez por monolitos que exhiben el nombre "Dior".

Como un juego entre pasado, presente y futuro, proyectado en el porvenir, esta colección explora la anticipación, la elasticidad del tiempo, una mirada enfocada al mismo tiempo hacia los horizontes pasados y aquellos que están por venir. 
La historia no es inmutable, sino que es dinámica, cambiante y está viva. Esta colección es un homenaje a la historia de Dior, a la que ya conocemos y a la que queda por escribir. 

21 Junio
Desfiles

El vídeo del desfile

Más artículos