DIORMAG

15 Octubre
novedades

El savoir-faire de la colección en vídeo

Desde el diseño inicial en gouache hasta los últimos ajustes, descubra las diferentes etapas de la creación de las piezas de la colección Tête de Mort.

15 Octubre
novedades

La colección Tête de mort

Enigmática y delicada, la nueva colección Tête de mort concebida por Victoire de Castellane, la Directora Artística de Dior Joyería, ha exigido todo el savoir-faire excepcional de los artesanos de la Maison.

Tres anillos y tres collares de oro amarillo, rosa y blanco componen esta colección de joyería Tête de mort, que reinterpreta las frases "Memento Mori" y "Carpe Diem". Recordando que hay que aprovechar cada instante, estos dos imperativos han sido interpretados a través de piedras cuidadosamente seleccionadas por su color pastel y profundo. Discretamente diseminados sobre sus creaciones, como si fueran indicios, algunos detalles se hacen eco de estas palabras en latín. Un trébol de granates tsavoritas, corazones meticulosamente grabados o incluso una corona de muguets de oro blanco y diamantes, evocan la suerte y los amuletos de Christian Dior que él siempre llevaba consigo. Estos motivos son realizados por las manos expertas de un artesano en un taller de joyería francés. Utilizando sus fieles herramientas, ha trabajado el oro con cuidado y delicadeza para llegar a contar esta historia preciosa que no desvela todos sus secretos a primera vista.

14 Octubre
novedades

Manos mágicas

Lugar excepcional donde late el corazón de la Maison desde su fundación, el palacete del número 30 de la avenue Montaigne –habitualmente reservado solo a los clientes de la alta costura– se desvela y se abre a los visitantes, con motivo de la cuarta edición de Les Journées Particulières. Los artesanos de la alta costura y de la excelencia revelan sus secretos a los visitantes ávidos de conocimientos. Un mundo de sueños sin límites, una encarnación de la gracia.

13 Octubre
eventos

El secreto del nº 30 de la avenue Montaigne

12 Octubre
eventos

Les Journées Particulières, tras bastidores del número 30 de la avenue Montaigne

Desde hoy hasta el 14 de octubre, la cuarta edición de Les Journées Particulières desvela el detrás de bastidores de los lugares excepcionales del grupo LVMH. Visita guiada por el número 30 de la avenue Montaigne, la dirección emblemática donde late el corazón de la maison Dior.

  • ©

    Sophie Carre

  • ©

    Sophie Carre

  • ©

    Sophie Carre

  • ©

    Sophie Carre

  • ©

    Sophie Carre

  • ©

    Sophie Carre

"Tenía que ser aquí", escribe Christian Dior en sus memorias, a propósito del número 30 de la avenue Montaigne, el palacete que albergaría su futura casa de moda. Paredes de color gris Trianón, lazos y medallones Luis XVI, sillas Napoléon III con el cannage que se habría de convertir en una firma inconfundible… La elegancia refinada de esta decoración sigue inspirando a los directores artísticos de la Maison que, dentro de sus talleres y del estudio de creación, reinventan continuamente la herencia del diseñador-fundador. Empujar la puerta del número 30 de la avenue Montaigne y subir los escalones que otrora caminaron Marlene Dietrich o Joséphine Baker es una de las experiencias únicas que ofrece Les Journées Particulières. Un raro privilegio, habitualmente reservado solo a los clientes de la alta costura. 

En este espacio mágico que vio desfilar, en 1947, una revolución del estilo famosa mundialmente –la colección-Manifiesto del New Look– y en una escenografía de Nathalie Crinière hecha a medida, los vestidos y las creaciones de alta costura diseñados por la Directora Artística Maria Grazia Chiuri se desvelan a lo largo de la legendaria escalera. 

Y en los grandes salones, para los visitantes ávidos de conocimientos, los mismos artesanos revelan algunos de los más preciosos secretos de confección. Desde los artistas plumarios a los artesanos marroquineros, desde el atelier Tailleur donde las pequeñas manos artesanas se esmeran en montar una chaqueta Bar –icono entre todos los iconos de la maison Dior– hasta el atelier Flou, todos comparten su saber.

Para esta cuarta edición, Dior –la única Maison de alta costura que posee su propio taller de confección de sombreros– presenta por primera vez esta arte heredada de Monsieur Dior, quien debutó como modisto. Como hilo conductor de la visita, el savoir-faire se lee tanto en los vestidos mágicos creados para Baby Dior como en la infinita minucia de la Alta Joyería.
Una quintaesencia del gesto que encontramos en las miniaturas vestidas según los principios de la alta costura, emocionantes minimodelos firmados John Galliano, Raf Simons o Maria Grazia Chiuri.

Un escalón más abajo, la magia prosigue en el sector de los perfumes. Desde la maqueta de La Colle Noire, célebre casa amada de Christian Dior, hasta las preciosas materias primas de las 22 fragancias de la colección Maison Christian Dior, auténtica antología de emociones, el ojo es capturado por las manos expertas que precintan los frascos de J’adore y firman, mediante la delicadeza de un nudo bordado, el alma de alta costura de Miss Dior.
Esta visita absolutamente privilegiada, entre los bastidores y los secretos del savoir-faire de excelencia, se concluye con los perfumes y los frascos exquisitos de la Maison como broche de oro.

Más artículos