Cannage Montaigne

El 12 de febrero de 1947, con motivo de su primer desfile, Christian Dior instaló en sus salones, detrás de los canapés de estilo Luis XVI, sillas doradas de estilo Napoleón III con el asiento de "Cannage" para recibir a clientes y periodistas. Sin saberlo, Christian Dior dotó entonces a la Maison de un código emblemático que aún hoy sigue latiendo en el corazón de esta.