Desfile Dior Men Invierno 2020-2021

SILUETAS

01 / 47

Pasado, presente, couture. Para la colección masculina Invierno 2020-2021, Kim Jones se inspira en los archivos y la iconografía de Dior para rendir tributo a su elegancia atemporal. Un viaje al corazón de la Alta Costura y un homenaje a Judy Blame, figura emblemática y símbolo de la creación siempre con vistas al futuro.

LA ESCENOGRAFÍA

  • El desfile masculino Invierno 2020-2021, celebrado en el corazón de la emblemática plaza de la Concordia, rendía homenaje a Judy Blame, artista iconoclasta de visionaria modernidad. Un vertiginoso viaje al más allá. Un rico legado fusionado con el futuro.

    Más información

LAS CELEBRIDADES

  • Análisis detallado de los invitados que asistieron al desfile masculino Invierno 2020-2021 de Kim Jones.

INSPIRACIONES

  • La colección masculina Invierno 2020-2021, tributo al artista Judy Blame, homenajea sus inspiraciones iconoclastas y el legado de Alta Costura de Christian Dior, a través de prendas de sastrería muy preciadas por Kim Jones.

    Más información

Hommage à Judy Blame

  • Judy Blame era un alquimista. Este iconoclasta, fallecido en febrero de 2018, hacía suyos los objetos más cotidianos para diseñar joyas que trascendían sus modestos orígenes y alcanzaban el estatus de obras de arte. Hoy, Kim Jones, director artístico de las colecciones masculinas de Dior y amigo fiel de este pionero subversivo, rinde homenaje a su apasionante universo más allá de toda frontera en la colección Invierno 2020-2021.

    Más información

ACCESORIOS ESENCIALES

  • Los accesorios de la colección Invierno 2020-2021 de Kim Jones, oda al arte del detalle según Dior, entablan un diálogo entre el imaginario del estilista Judy Blame, figura emblemática inspiradora de este desfile, junto con los códigos de la Maison, como el motivo Dior Oblique reinterpretado o las perlas blancas.

    Más información

SAVOIR-FAIRE

  • En la penumbra, un destello de elegancia. Para cerrar esta colección, un abrigo negro de cachemira completamente bordado de lentejuelas, inspirado en un vestido de Alta Costura concebido por Marc Bohan para la colección Otoño-Invierno 1969, aparece sobre la pasarela. Surgió, en el secretismo de los talleres de Vermont, fruto de una artesanía de excepción que combina paciencia, precisión y extremada meticulosidad. Durante 900 horas, las manos artesanas han confeccionado esta majestuosa creación, compuesta por tres tipos de lentejuelas e hilo plateado, que refleja la luz. Este destello, maravilloso y virtuoso, celebra la riqueza de la Alta Costura y su savoir-faire de excelencia.

    Créditos foto - Sophie Carre