cesta

Favoritos

Cuenta

DIOR Y EL CASTILLO DE LA COLLE NOIRE

Fue en el sur de Francia donde Christian Dior, gran apasionado de las flores, eligió comprar su propiedad en 1951: el Castillo de la Colle Noire, ubicado en Montauroux, cerca de Grasse, sublime mansión que domina las colinas reverdecidas en pleno corazón del interior de la región de Grasse.

En la actualidad, la Maison Dior eligió restaurar esta propiedad para renovar su vínculo con su herencia provenzal.

La Rosa de Mayo, musa de los perfumes Dior

Charlize Theron presta su voz a la Rosa de Mayo, la esencia de los perfumes Dior, íntimamente ligada a la historia de la Maison.

CHRISTIAN DIOR Y LA PROVENZA, TIERRA DE INSPIRACIÓN

El momento en el que Christian Dior adquirió el Castillo de La Colle Noire fue el comienzo de una relación profunda con el sur provenzal y la concreción de su sueño de perfumista: Christian Dior soñaba con flores Dior para sus perfumes. Esta propiedad era su remanso de paz, su "verdadero hogar": decoró cada estancia de la casa, diseñó el jardín, supervisó los trabajos. Aquí, él abandonaba su traje de diseñador y cultivaba, entre conciertos de cigarras y caminos blancos de jazmín, su pasión por las flores excepcionales. "Esta es la casa donde quisiera establecer mi verdadero hogar." Christian Dior

EL JARDÍN DEL REENCUENTRO CON LA INFANCIA

Bajo el sol provenzal, el jardín que Christian Dior diseñó posee reminiscencias de su infancia en Normandía.

"Podría cerrar el círculo de mi existencia y reencontrar, en otro clima, el jardín cerrado que ha protegido mi infancia."

Christian Dior

El Castillo de La Colle Noire es, ante todo, una "casa-jardín", donde él expresó con desmesura toda su pasión por las flores. Desde el día en que compró este castillo y las tierras cultivables que lo rodeaban, Christian Dior no cesó de plantar hectáreas fragantes y reverdecidas de flores de perfume, rosas de Mayo y jazmín de Grasse, pero también, campos enteros de olivares y árboles frutales.

Se informaba desde París sobre las floraciones, participaba en las vendimias, en la elaboración del aceite de oliva y multiplicaba sus visitas para supervisar la prosperidad de su campo.

Christian Dior hizo de su propiedad el símbolo de un arte de vivir a la francesa, íntimamente unido tanto a la simplicidad como a la convivencia, invitando a sus amigos a compartir su ideal de felicidad.

PROSEGUIR LA VISIÓN DE CHRISTIAN DIOR

Dedicando un especial esmero a dar nueva vida al Castillo de la Colle Noire que compró en 2013, la Maison Dior hizo renacer su historia y renueva así sus raíces, profundamente ligadas con el sur. Restaurada con paciencia y pasión, fiel a su estado original, la Colle Noire ha quedado tal como él quería. Refinada y cálida, llena de vida y belleza.

Desde el parque hasta el espejo de agua, el Castillo de la Colle Noire renace bajo el sol provenzal. Mil pies de rosas de mayo, viñedos, olivares, almendros -árboles muy apreciados por Christian Dior- han sido plantados en el jardín del Castillo. Sus flores fetiche están allí: el muguet y el agapanto, el tulipán y la violeta, y sobre todo, la Rosa de Grasse, que reina en el corazón de los perfumes Dior.

Se establecieron alianzas con productoras de la región, que hacen posible el sueño visionario de Christian Dior: flores Dior para los perfumes Dior.

El carácter provenzal, fragante y sublime de este jardín, tal como lo deseaba Christian Dior, se ha finalmente recreado.

Las boutiques

LOS SERVICIOS E-BOUTIQUE

  • Entrega gratuita

    Entrega estándar gratuita para cualquier pedido

  • Devoluciones gratuitas

    Devoluciones gratuitas en un plazo de 30 días para cualquier pedido

  • El arte de regalar

    Su pedido está envuelto en un estuche emblemático Dior y va acompañado de un mensaje personalizado