Un homenaje a los artesanos

Desde el arte de tejer hasta las deslumbrantes estructuras arquitectónicas iluminadas de las luminarie, y desde el papel esencial de la danza hasta el poder de la música ritual, la maison Dior apoya de forma activa esta cultura, plural e infinitamente valiosa, a la vez que rinde homenaje a la naturaleza y a los paisajes únicos de la región, una tierra por la que Maria Grazia Chiuri siempre ha sentido un profundo cariño. 

LA FUNDACIÓN LE COSTANTINE

Fundada en 1982 por las hermanas Giulia y Lucia Starace, junto con su prima Lucia Viti de Marco, como una prolongación del espíritu y las convicciones de sus madres, la Fundación Le Costantine busca promover y dinamizar la región de Apulia conservando su herencia viva, mediante la enseñanza de formas de artesanía tradicional y de una cultura responsable. Esta institución, ubicada en un encantador ambiente mediterráneo, celebra el sentido de la hospitalidad, el respeto por la naturaleza y la transmisión de la belleza de los gestos, valores que Maria Grazia Chiuri aprecia profundamente y que hoy en día resultan más esenciales que nunca.
El nombre del atelier de Le Costantine, bautizado como “Amando e Cantando”, rinde homenaje a las canciones tradicionales que aún hoy siguen cantando las tejedoras que han conservado durante generaciones estas artes textiles, como una oda a la joie de vivre y a la pasión creativa que las impulsa. En las instalaciones se encuentran los valiosísimos telares en los que estos tejidos cobran vida a través de técnicas ancestrales.

Estos delicados tejidos, la mayoría en diseños bicolores, que el desfile Crucero 2021 pone de relieve, forman parte de diversas piezas de la colección, mientras que el lema del atelier* está bordado en una serie de faldas, haciéndose eco de esa excelencia.
* “Amando e Cantando”, que significa “amando y cantando”.

    FRATELLI PARISI

    La casa Fratelli Parisi, ubicada en Taurisano, provincia de Lecce, lleva desde 1876 iluminando calles y palacios locales para las fiestas de los santos patrones y otras celebraciones. Fieles a la tradición de las luminarie, sus creaciones forman parte del encanto de la ciudad, y crean momentos de unión y alegría compartida. Con ocasión de la colección Crucero 2021, iluminan obras de Marinella Senatore, que diseñó la escenografía con ayuda de Bureau Betak: un diálogo fascinante entre la moda, la artesanía tradicional y el arte contemporáneo militante.

      AGOSTINO BRANCA

      Agostino Branco es un artesano y maestro ceramista, que trabaja en el corazón de la región de Apulia, Italia. Nacido en Specchia, en la provincia de Lecce, en 1959, se especializa en las técnicas tradicionales de la península de Salento. Tras completar sus estudios, Agostino Branca fundó en 1987 su propio taller en Lecce, al que llamó Dipinto a Mano (“pintado a mano”). A través de sus colecciones, rinde homenaje a estas tradiciones culturales e históricas, a la vez que desarrolla nuevos procesos y reafirma su propio estilo, más contemporáneo. Como obras de arte, sus piezas se exhiben por toda Italia, y han llegado incluso a viajar a Nueva York y a Pequín.
      Con ocasión de la colección Crucero 2021 de Maria Grazia Chiuri, el artista ha diseñado una nueva serie de platos que reinterpretan las cartas del tarot y sus temas, como el Sol y la Templanza, combinándolas también con las flores silvestres, el trigo y las hierbas representativas del sur de Italia y de Salento.

        MARILENA SPARASCI

        El tombolo, un estilo de encaje extremadamente delicado, surgió en Italia en el s. XV y se extendió por Europa a lo largo del s. XVI. Este bordado, especialmente típico del sur de Italia, y que se encuentra en peligro de desaparecer, se realiza a mano, mediante movimientos concienzudos y meticulosos que se transmiten como un tesoro de generación en generación. Primero se dibuja el motivo sobre un trozo de cartón o de papel, que a continuación se clava en un pequeño cojín, tradicionalmente cilíndrico, para después reproducir el motivo con puntadas. Una particularidad de este proceso es el uso de bobinas de madera, llamadas fuselli en italiano, cuya cantidad refleja la complejidad de las creaciones. Se utilizan para atar, trenzar o unir los hilos. Entonces, el encaje cobra vida, de forma muy similar a las flores y las mariposas diseñadas para la colección Crucero 2021 de Dior. Solo este proceso puede requerir hasta quince horas de trabajo. Estos adornos, que constituyen un auténtico tesoro de refinamiento, han sido creados en colaboración con Marilena Sparasci, una de las últimas bordadoras que aún practican y enseñan esta técnica, y florecen con gracia sobre vestidos diseñados por Maria Grazia Chiuri. Un homenaje a este virtuosismo y savoir-faire ancestral, un emblema del rico patrimonio artesanal de Apulia.

          PIETRO RUFFO

          • Pietro Ruffo, nacido en Roma en 1978, estudió Arquitectura en la Universidad de Roma, y posteriormente obtuvo una beca de investigación en la prestigiosa Universidad de Columbia, en Nueva York. Su obra comprende dibujo, acuarela y escultura, así como obras complejas y llenas de detalles que requieren un concienzudo proceso creativo. A través de su arte, Pietro Ruffo explora una amplia variedad de cuestiones sociales, éticas y políticas, entre ellas la naturaleza y la libertad, que se encuentran en el centro de sus reflexiones. Para la colección Crucero 2021, ha creado más de 250 ilustraciones a lo largo de tres meses, en un diálogo constante con Maria Grazia Chiuri e inspirándose en el libro De Florum Cultura, publicado por Goivanni Battista Ferrari en 1638, para la creación de cinco motivos florales. Sus mágicas ilustraciones, adornadas con proverbios como “Les parfums sont les sentiments des fleurs”* (Los perfumes son los sentimientos de las flores), cobran vida sobre una serie de siluetas, realzadas por el savoir-faire de los ateliers de Dior. Una invitación a viajar que evoca la belleza eterna de la naturaleza salvaje de Apulia.

            * Extracto del libro de viajes Die Harzreise, del escritor y poeta alemán Heinrich Heine (1797-1856).

          © Antonio Maria Fantetti