La beauté du geste

ARISTEIDIS TZONEVRAKIS

Aristeidis Tzonevrakis es sastre y bordador. Una visita a su taller cerca de Argos, en la región del Peloponeso, al sur de Grecia, fue decisiva para Maria Grazia Chiuri. Colaboró con la directora creativa en un bordado para una chaqueta y un Dior Book Tote, con su método único de estructurar y adornar vestidos y accesorios.

 ©Marianna Economou

    ©Myrto Papadopoulos  ©Sophie Carre

    Silk line

    Silk Line es una fábrica con sede en Soufli, ciudad conocida por su centenaria industria de la seda, situada en la región de Macedonia Oriental y Tracia. Perpetúa la técnica tradicional griega de tejido de la seda mediante un telar de jacquard. Dior invitó a Silk Line a tejer los motivos icónicos de la Maison, como las rayas y la pata de gallo, utilizando este savoir-faire ancestral.

    ©Marianna Economou

      ©Myrto Papadopoulos

      CHRISTIANA SOULOU 

      Christiana Soulou es una artista griega que, tras graduarse en la Escuela Nacional Superior de Bellas Artes de París, regresó a Atenas, donde actualmente vive y trabaja. El dibujo es fundamental en su práctica y su poesía. Un encuentro con Maria Grazia Chiuri inspiró a Christiana Soulou a dibujar siete siluetas femeninas clave de la mitología, como Aracne, Ariadna y Penélope. 

      ©Marianna Economou

      Para preservar la sutileza de los bocetos de la artista, se desarrolló una técnica específica de jacquard que utiliza un hilo de urdimbre de seda y fil coupé cortado a mano. Las siluetas están representadas cada una por un color, y sus movimientos se hacen eco de una composición única. Partiendo de las palabras “transformación” y “adaptación”, que también utiliza Maria Grazia Chiuri, Christiana Soulou estudia el cuerpo femenino en movimiento, su representación en el arte griego y su metamorfosis en la naturaleza. Los dibujos aparecen en los pliegues de los vestidos, como fragmentos que emergen del pasado. 

        ©Myrto Papadopoulos   ©Sophie Carre   ©Giulia Gentili

        TSALAVOUTAS

        Fundado en 1936 en el puerto del Pireo, en Atenas, el Atelier Tsalavoutas produce la icónica gorra de pescador que está anclada en la memoria colectiva. Este fabricante familiar —cuyas gorras llevan los pescadores de la isla de Hidra desde mediados del siglo XIX— combina las técnicas artesanales ancestrales con la innovación tecnológica para perpetuar la producción de este accesorio histórico. Es la única empresa que posee, para esta pieza, la etiqueta “Hellenic Handcrafted Authenticity”, otorgada a aquellos negocios que respetan la autenticidad artesanal helénica. Maria Grazia Chiuri ha querido reinterpretar este gorro para el desfile Dior Crucero 2022. Para ello, lo ha coronado con una trenza realizada por NE.M.A., un atelier que se dedica a transmitir las técnicas tradicionales de pasamanería.

        ©Marianna Economou

          ©Myrto Papadopoulos   ©Sophie Carre

          PIETRO RUFFO

          Pietro Ruffo, artista italiano con el que Maria Grazia Chiuri colabora frecuentemente, fue invitado a crear dibujos que reinterpretan los cuerpos de los atletas pintados en vasijas griegas. Estos cuerpos se convierten en fragmentos gigantescos en los diseños del artista, representados en el icónico azul de Grecia. Maria Grazia Chiuri también pidió a Pietro Ruffo que reinventara la estrella Dior, talismán de la Maison. El resultado es un nuevo estampado, que se muestra en diversas variaciones, una firma emblemática en varios looks. 

            ©Myrto Papadopoulos

            El peplo

            ©Marianna Economou