DIOR AND DANIEL ARSHAM

Kim Jones, director artístico de las colecciones masculinas de Dior, invitó a Daniel Arsham para crear una escenografía de fascinantes esculturas monolíticas que expresan la palabra "D.I.OR." para su desfile Dior Hombre Verano 2020. Un auténtico "arqueólogo del futuro", este artista norteamericano residente en Nueva York ha desarrollado su trabajo en una intersección de diversas disciplinas, entablando diálogos entre arquitectura y diseño, historia y arte contemporáneo. 

    Para esta inédita colaboración, el artista ha creado exclusivas obras de arte que celebran y reinterpretan el legado de la Maison. Numerosas piezas que recuerdan a su colección Future Relics rinden homenaje a la primera vocación de Christian Dior como galerista y coleccionista de arte. En este sentido, las posesiones del diseñador fundador parecen haber sido proyectadas en un futuro imaginario y transformadas en preciosas reliquias, parcialmente erosionadas y con incrustaciones de cristales de cuarzo que crean reflejos de una lejana eternidad. Preciosas reliquias transformadas en obras de arte contemporáneas. Entre ellas, encontramos su publicación Je suis couturier, publicada en 1951, que se ha transformado en la actualidad en un libro con un sutil acabado erosionado con incrustaciones de diamantes. Sorprendentes miniaturas replican las letras "D.I.O.R." presentes en el desfile Dior Hombre Verano 2020, siguiendo la estela de un apasionante intercambio entre el director artístico y el artista. 

    Como una continuación a su experiencia neofuturista y con el objetivo de preservar estas originales obras, se crearon cajas conceptuales que recuerdan a los antiguos cofres de madera utilizados para los envíos especiales. Difuminando las fronteras espaciales y temporales, un reloj de arena en el mismo color que la decoración del desfile e incluso un par de guantes blancos inmaculados actúan como las metáforas finales de esta colaboración, llevando consigo la promesa de una odisea particular. Un certificado adjunto autentifica la obra de arte creada por Daniel Arsham en colaboración con Dior. Cada pieza de edición limitada ha sido realizada a mano en el estudio del artista. 

    VISTO EN EL DESFILE