DIOR SPA THE LANA DUBAÏ

La experiencia de bienestar definitiva

null

En la planta 29 del nuevo hotel The Lana, con su arquitectura singular, el spa Dior es un refugio sensorial que combina la experiencia definitiva del bienestar y un savoir-faire con encanto. Disfrute de la vista del Burj Khalifa y déjese transportar a las alturas del bienestar: bienvenido a Dior Spa The Lana.

RESERVAR SU EXPERIENCIA

Email: diorspa.lan@dorchestercollection.com

Teléfono: +971 4 541 6688

ESPACIOS DEDICADOS AL DESCANSO Y AL BIENESTAR

Por encima de las nubes, entre en una burbuja de serenidad donde cada cabina dispone de su propio espacio privado de relajación. Diseñado para ser la escapada holística más exclusiva de Dubái, Dior Spa The Lana también ofrece una gama de zumos "wellness" y complementos para descubrir mientras disfruta de las vistas más bellas de la ciudad.

THE DIORITUALS

Concebidos especialmente para Dior Spa The Lana, estos dos tratamientos inéditos prometen una evasión absoluta para los sentidos. Tratamientos realizados sobre un futón o un masaje holístico con piedras semipreciosas, estos rituales son la expresión misma de la filosofía de los spas Dior.

SKIN & BODY TECHNOLOGY DIOR

Descubra las tecnologías de vanguardia en Dior Spa The Lana de Dubái, para sublimar el rostro y el cuerpo afectados por el estrés urbano cotidiano. Regálese una sola sesión para obtener beneficios inmediatos, o un ciclo de tratamientos para resultados duraderos.

EXPERIENCIAS DIOR SPA THE LANA DUBÁI

Dior ha creado 4 programas completos de bienestar que permiten a cada invitado pausar para cuidar de sí mismo. Entre momentos de relajación y una combinación de los mejores tratamientos faciales y corporales, las experiencias Dior Spa The Lana invitan a desconectar por completo.

LA LÍNEA DIOR PRESTIGE

Desde hace más de 20 años, Dior Prestige ofrece tratamientos de excepción enriquecidos con la extraordinaria fuerza vital de la Rosa de Granville. Comience una rutina de tratamiento con doble acción revitalizante y perfeccionadora, para una plenitud definitiva de la piel y de los sentidos.